Por qué mi amigo quiere tener relaciones conmigo

Si hay una situación que puede llegar a confundir a cualquier persona es cuando un amigo se insinúa sexualmente. Y es que no es común que alguien a quien consideramos amigo de repente manifieste que desea tener relaciones con uno.

Después de todo, la amistad y el sexo no tienen mucho que ver al menos en nuestra sociedad.

Ahora bien, en las siguientes líneas vamos a tratar de explicar algunos de los motivos por los cuales tu amigo desea tener relaciones contigo.

Quiere ser tu amigo con derechos

Si quiere tener relaciones contigo es evidente que le gustas pero además tiene la intención de convertirse en tu amigo con derecho.

Sin embargo, en este caso, lo ideal sería que lo conversen pero esto puede llegar a ser incómodo para los 2.

Así que su estrategia es ir propiciando ese nuevo nivel de intimidad hasta llegar a tener relaciones y a partir de allí convertirse en amigos con derecho. De esta forma, todo se habrá dado naturalmente sin forzar las cosas.

Tiene una mentalidad liberal

Hay muchos hombres (y mujeres) que tienen una forma de ver la vida diferente a lo común, más liberal y desenfadada y puede que este sea el caso de tu amigo.

Quizá ya lo ha hecho antes con otras de sus amistades y piensa que el sexo y la amistad pueden ir de la mano sin dañar el vínculo.

Esto no significa que desea aprovecharse de ti, simplemente se trata de una forma diferente de ver las cosas.

Pero si tu concepción de la amistad es más tradicional y conservadora y no concibes que entre amigos pueda haber sexo, deberías hacérselo saber a tu amigo.

Ha confundido tus intenciones

Hay veces en las que las personas confunden amabilidad con coqueteo y, si eres especial con tu amigo, tienes detalles con él, etc. este puede pensar que te le estás insinuando.

Y al considerar esto, tu amigo responderá de la misma forma en la que cree que tú estás actuando.

En este caso, solo se trata de una interpretación errada de tus actos que debe ser aclarada cuanto antes para evitar que la amistad se rompa.

Ha hecho una apuesta

Bien dice el dicho “caras vemos, corazones no sabemos” así que si tu amigo tiene un repentino interés en acostarse contigo, no estaría de más que desconfíes un poco de sus intenciones.

Hay personas con pocos escrúpulos que son capaces de apostar el hecho de que pueden llevarse a la cama a otra persona.

¿Piensas que esto puede estar pasando? Piensa si tu amigo tiene otros amigos en común contigo y que fama tienes tú dentro de ese círculo.

Si te ven como una persona muy seria y correcta, puede que haya apostado que puede hacerte caer en sus brazos.

Créeme, he visto esta lamentable actitud más de una vez. Así que es mejor pecar de desconfiados.

Ahora bien, independientemente de la razón por la cual tu amigo desea tener relaciones contigo, si esto te incomoda lo mejor será que se lo comentes sin rodeos.

Y si insiste en el tema, lo mejor será que te alejes. Recuerda que nadie puede forzarte a hacer algo que no deseas.

Deja un comentario